Blogia
A veces pienso...

A tope

Llevo un par de semanas abrumadísimo de trabajo. Me es sencillamente imposible ojear siquiera la prensa digital, los blogs de amigos y otras cosas que me gustan pero que me quitan tiempo de trabajo. Y no es cosa de quitarle horas al sueño, que uno no tiene ya edad, y además llevo cosas entre manos que exigen estar completamente despejado y descansado para no cometer errores que luego pagarán otros.

Pues eso. Que no he abandonado, tan sólo no puedo acudir a este blog a comentar cositas con la frecuencia que me gustaría.

Me espera una semana dura. Lunes, martes y miercoles. Un juicio cada día, donde hay gente que se juega cosas tan importantes como su libertad. Además ahora ha llegado hasta el despacho una empresa con muchos problemas que solucionar.

También tengo por encima de la mesa una chica que se accidentó en un gimnasio y a la que no quieren indemnizar, un interrogatorio de un menor en un divorcio, y un sinfín de cosas importantes que me alejan de internet.

No me quejo. Me gusta tener trabajo por que esto me gusta, pero tengo clavada la espinita de no poder acudir a la cita diaria con los hipotéticos lectores de este blog.

En cualquier caso, intentaré que el próximo contacto sea lo antes posible.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Danuto -

Bah, tranquilo, éstos son ramalazos de responsabilidad, pero es bueno tener que dejarlo de vez en cuando.

Trabaja, trabaja...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres