Blogia
A veces pienso...

Estamos todos locos

Resulta que un cibernauta chino llamado Li ha llevado a juicio a Artic Ice, una empresa de juegos on-line, exigiendo 1200 dólares por los daños psicológicos que le ha causado el disgusto de que le robasen las armas biológicas que tenía en el juego RedMoon.

Al parecer Li había empleado miles de horas de juego y miles de yuanes para reunir esas armas en tal cantidad que era invencible. El cibernauta ha pedido al juez que la empresa "diga dónde se hallan las armas biológicas y las devuelva", algo que suena mucho a bueno, ya se sabe qué. La empresa alega que un robo virtual no esta recogido por la legislación de aplicación, y que el jugador no dio datos válidos en el registro.

La noticia, de fuente desconocida, leída en un foro de internet.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres