Blogia
A veces pienso...

Turno de oficio

Hoy os voy a contar algo de mi trabajo. Estoy revisando durante el día de hoy un asunto penal de turno de oficio que me toco en suerte a finales del verano. Mi cliente esta acusado de un delito de daños. En concreto de realizar hasta en nueve ocasiones rayas con una llave a un vehículo de gama alta de un antiguo jefe para el que trabajo tan sólo unos días y que le debio de putear bastante.

Soy un enamorado de mi profesión y sustento que todo el mundo tiene derecho a una defensa y a un proceso justo. Pero dejando sentado esto, se me pone la piel de gallina al pensar en sufrir lo mismo en mi coche particular (no es de gama alta)

En fin, lidiaremos este toro como podamos e intentaremos que al justiciero vengativo le caiga la menor pena posible, aunque el rincón de mi cerebro que rige los impulsos de "propietarios-de-coches-cuando-los-dejan-en-la-calle" me dice que más que condena penal se merece un par de leches; aunque no fuera yo el que se las diera.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Danuto -

Jajaja. Cómo te comprendo. Cóoomo te comprendo. Pero bueno, tranquilo, que los abogados, pese a que la leyenda popular afirme lo contrario, también tenéis vuestro corazoncito :)))

Porque lo tenéis, ¿verdad?
Saludos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres