Blogia
A veces pienso...

El vendedor de humo

Leo hoy en Magonia la culminación a una serie de comentarios que el autor del blog ha realizado sobre el programa de televisión Planeta Encantado, que esta dirigido y presentado por el pseudo periodista y escritor Juan José Benitez. He tenido la suerte de no ver ningún episodio de la citada serie. Veo poca televisión y la poca que veo, la selecciono. Sí he leido a Benitez. Recuerdo que leí su para mi primer libro en l.984, recien incorporado al servicio militar. Realmente me fascinó, aunque con el paso de los años ha perdido, el libro, o he cambiado, yo. Posteriormente he comprado toda la serie. A medida que fui leyendo entregas fui asistiendo a la verdadera cara de Benitez, el super detective descubridor de enigmas que se convierte en protagonista de sus propios libros. Todo lo que cuenta es verídico, según él. El colmo de los colmos fue cuando cayó en mis manos Yo, Julio Verne, y me pude dar cuenta que gracias a Dios que existe Benitez para descubrir lo oculto. Si no que sería de nosotros.

Afortunadamente, con el paso de los años, como ocurre a todas las personas, te vas formando y obtienes la capacidad de discernir entre lo bueno y lo malo literariamente hablando. Algo similar ocurre con las peliculas.

Poco a poco, desde los diecisiete años hasta ahora, fui descubriendo la verdadera catadura de Benitez.

Hace unos años habla por boca de Jesucristo, según el es su socio

Ahora le han puesto una serie de televisión en la pública.

Lo que le faltaba.

Ayer os recomendaba un libro.

Hoy os recomiendo no leer los de Benitez, salvo que lo hagaís desde una óptica humorística, claro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Danuto -

Recuerdo una vez que estando trabajando en la biblioteca, en una tarde especialmente aburrida, me encontré el dichoso Caballo de Troya del que todo el mundo hablaba. Comenzaba interesante, pero pronto se le empezó a ir la olla y lo dejé. Pasé a leer tebeos del Víbora, que al menos ya sé que no tratan de meterme paranoias en la cabeza.

Amén.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres